¿Fecha de caducidad o consumo preferente?

  • 2

¿Fecha de caducidad o consumo preferente?

 

Llega abril, estrenamos mes y toca ir al súper para hacer la compra y reponer las existencias de la despensa y el frigorífico. Está más que claro que cuando realizamos esa tarea lo primero que tenemos en cuenta a la hora de comprar, es el precio, junto al marketing que actúa como diablillo en tu mente incitándote a comprar cosas que no tienen por qué ser mejores que otras o que ni habías contemplado.

Pero lejos de eso… reparamos en leer el etiquetado de los productos? Bueno, pues a partir de ahora, recomendamos que le dediquéis unos minutos al etiquetado de los alimentos que incluís en vuestra cesta, centrándoos en la fecha de caducidad o consumo preferente, así, aparte de reducir vuestro desperdicio de alimentos, ayudáis a vuestras carteras gastando menos euros, que es lo primero que os viene a la mente al hacer la lista de lo que vais a comprar.

Todos los alimentos envasados, están obligados a mencionar la fecha (límite) de su consumo, ya sea de caducidad o de consumo preferente (excepto frutas y hortalizas frescas, sin que hayan sido manipuladas). Esta fecha va a venir determinada por análisis y estudios de vida útil que realiza la empresa acerca del alimento en cuestión. Los estudios que se realizan, cumplen con estrictos criterios sanitarios y de calidad para que una vez determinadas las fechas, no supongan un riesgo al ingerir los alimentos y sean seguros.

¿Qué productos llevan fecha de caducidad y cuales son de consumo preferente?

La fecha de caducidad aparece en aquellos productos que tienen una vida corta, es decir, que se estropean con facilidad como carne picada, pollo crudo, pescado fresco… Esta fecha nos  va a indicar que a partir de ese momento, su consumo ya no es seguro para la salud. Nos dice el día, el mes y eventualmente el año (además si el producto lleva porciones individuales tienen que aparecer también en cada una de ellas).

Una vez que hemos observado que el producto caduca tal día, mes o año, es importante seguir las instrucciones que vengan en la etiqueta (por ejemplo mantenerlo en refrigeración). Si congelamos el alimento poco después de adquirirlo podemos alargar su conservación más allá de la fecha de caducidad, siempre que lo hagamos correctamente.

Por otro lado, la fecha de consumo preferente aparece en una variedad muchísimo más amplia de alimentos como podrían ser las pastas, el aceite, el arroz, los yogures…apareciendo estos también enlatados, congelados, refrigerados, desecados…

La vida de estos alimentos es mucho más larga debido a que se les ha aplicado calor, aditivos o algún proceso tecnológico que ha hecho que las causas de que el producto se deteriore sean más tardías. No es peligroso consumir estos productos después de esa fecha (al contrario de la fecha de caducidad) pero pueden haber empezado a perder parte de sus propiedades como su aroma, textura, sabor…

La fecha de consumo preferente estará compuesta por:

-Día y mes, si su duración es inferior a 3 meses (ejemplo: 27/08).

-Mes y año, si su duración es superior a 3 meses pero sin sobrepasar los dieciocho meses. (ejemplo: 08/2016).

-Año si su duración es superior a dieciocho meses (ejemplo: 2018).

Una vez que la empresa establece las fechas, ya sea de caducidad o de consumo preferente, no os olvidéis de tener en cuenta la forma de conservar el alimento recomendada en el etiquetado o en el envase (como la temperatura, la humedad o la luz) aquí, entra en juego vuestro papel a la hora de que este se conserve en buen estado, de no tenerla en cuenta nosotros también podríamos acortar la vida de esos alimentos.

RECUERDA: Nunca consumas ningún alimento pasada la fecha de caducidad. Si por el contrario, la que se ha pasado es la fecha de consumo preferente, no lo tires¡¡ saca el masterchef que llevas dentro y prepara alguna receta con esos alimentos, que tan sólo hayan podido perder olor, color…pero que al ser seguros y al mezclarlos con otros, puedes hacer cosas ricas ricas y triunfar con más de un@.


2 Comments

Lili

abril 4, 2016 at 7:43 pm

Ay que alegría¡¡¡ así podré estirar aún más el tiempo de los productos en los estantes del frigo¡¡¡ Gracias

    Elisabet

    abril 29, 2016 at 6:12 pm

    Me alegra leer tus palabras Lili, así ayudamos a reducir el desperdicio que generamos las sociedades de consumo.
    Saludos

Leave a Reply

Síguenos en Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR