El transporte aéreo y sus “causas extraordinarias “.

  • 2

El transporte aéreo y sus “causas extraordinarias “.

En el sector aéreo,  los problemas que se le pueden  presentan al consumidor, son variados; desde un retraso,  pérdida de maletas, el famoso  overbooking hasta una cancelación de un vuelo.

Ante todas estas situaciones,  es evidente que las que siempre ganan son las compañías, debido a que el usuario, a parte de pillar un cabreo monumental, nunca sabe bien cómo actuar ante estos casos, y si lo hace, no termina de completar bien el proceso, y la demora en la tramitación, termina por rematar el intento y abandonar. Las aerolíneas son conscientes de esto y se aprovechan de ello; al fin y al cabo su pensamiento es: si quieren volar, volverán a venir. En el próximo post os vamos a enseñar lo que tenéis que hacer en caso de pérdida de maleta, overbooking, retrasos…porque aunque vosotros queráis volar, que no vuelen vuestros derechos¡¡¡

Ahora nos vamos a centrar, como bien dice el título, en lo que las autoridades reguladoras nacionales han considerado como “causas extraordinarias”, concepto bastante amplio que han intentado sintetizar, en el que si os encontráis en  alguno de ellos no os van a indemnizar, vamos a ello:

La Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) ha elaborado una lista, debido a la falta de legislación existente en esta materia, en la cual enumera las causas que se consideran extraordinarias, ante las cuales si algún viajer@ se encuentra en alguna de ellas, no tendría derecho a recibir ningún tipo de indemnización.

Esas “circunstancias extraordinarias” serian las siguientes:

  • Si la meteorología dificulta el vuelo… bye, bye,  indemnización.
  • El que no haya garantías de seguridad en el vuelo; centrándose estas en sabotaje, terrorismo o avería.
  • Si el fabricante detecta algún fallo técnico, el cual pueda afectar a la seguridad del vuelo.
  • Si aparece, de manera inesperada un problema de seguridad, y el piloto, ante esta situación opta por suspender el despegue del vuelo.
  • Si el avión se avería por causa externa como por ejemplo, un rayo, la coalición con aves u objetos o un aterrizaje brusco; teniendo que ser inspeccionado por especialistas antes de volver a despegar.
  • Cuando una huelga de personal ya sea de tripulación o control aéreo impida que se realice el vuelo.
  • Cuando una huelga de personal tripulación o control aéreo en el aeropuerto impida la realización del vuelo.

Espero y deseo que si estáis a punto de emprender un viaje,  sea cual sea la finalidad de este, no os encontréis en ninguna de estas causas de fuerza mayor y podáis volar y escuchar eso de: “señores pasajeros, abróchese los cinturones”.


2 Comments

Inma

Mayo 23, 2016 at 10:28 pm

Gracias Eli. Lo teendre en cuenta…

    Elisabet

    Mayo 24, 2016 at 8:43 am

    Siempre es bueno saber las cosas por las que se puede pedir indemnización y cuales no.
    Feliz día Inma.

Leave a Reply

Síguenos en Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR